La historia de Pussy Riot, desde sus orígenes con el arte activista a su dramático juicio y sentencia final

La historia de Pussy Riot, desde sus orígenes con el arte activista a su dramático juicio y sentencia final
Pussy Riot
(Cortesía de Facebook)

Con el remolino de declaraciones, los discursos de celebridades y las protestas de apoyo a la banda de punk feminista rusa Pussy Riot entorno a la sentencia de dos años en prisión como castigo por “vandalismo” que fue anunciado el pasado mes de agosto, es fácil olvidar que este colectivo se formó en sus comienzos con la misión principal de ser un proyecto de arte activista. Entre los miembros fundadores de Pussy Riot se encuentra la ex-miembro de Viona, el grupo de protesta ruso de artistas del absurdo y anarquistas y de también se compone del grupo Femen, un colectivo de protesta ucraniano compuesto por mujeres que se caracterizan por ir con los pechos al aire. Aunque la banda se ha desmarcado de Voina. Los tres grupos tienen algo en común: su compromiso de utilizar el arte para provocar y promover el cambio social.

La fundadora de Pussy Riot, ex miembro de Voina Nadezhda Tolokonnikova dijo a the Guardian que “arte es política”. Cuando le preguntaron se consideran artistas o protestantes ella respondió, “No podemos imaginarnos hacer lo uno sin lo otro. No podemos entender como un artista puede pensar acerca de la sociedad pero decir que es apolítico”. El el cronograma de abajo, ARTINFO traza el comienzo y crecimiento de Pussy Riot junto con acciones políticas que las llevaron a la vez a prisión y al punto de mira mundial.

2006:  El colectivo de arte anarquista y ruso Voina (guerra en ruso) es fundado por los artistas Oleg Vorotnikov y su esposa Natalia Sokol. El futuro miembro de Pussy Riot Nadezhda Tolokonnikova y su esposo Pyotr Verzilov también se unieron al grupo.

2009: Nadezhda Tolokonnikova y Pyotr Verzilov se van de  Voina. Verzilov continúa trabajando con el nombre de “Voina” pero forma una facción separada de los miembros principales Oleg Vorotnikov y Natalia Sokol, que no están contentos con Verzilov. Después la miembro de Pussy Riot, Tyurya comentó a Vice que al grupo le gustaba más las protestas absurdas y teatricas de Voina de 2007-08.

Septiembre 2011: Pussy Riot se funda con Yekaterina Samutsevich, Nadezhda Tolokonnikova y Maria Alyokhina. Las fundadoras comentaron a Vice que después que Putin puso a Dmitriy Medvedev en el poder,  ellas se dieron cuenta que “esta nación necesita una banda de calle, militante y punk-feminista que se recorra las calles y plazas de Moscú, movilizando la energía del público en contra de los ladrones malvados de la junta putinista y enriqueciendo la oposición rusa cultural y política”.
También explican el significado detrás de su dramático nombre: “Un órgano sexual femenino, que se supone que debe estar recibiendo y sin forma, de repente comienza una rebelión radical contra el orden cultural, que intenta constantemente definirlo y mostrar su lugar apropiado”.

4 de diciembre 2011: Pussy Riot monta un concierto en el techo de un centro de detención donde el líder de protestas y bloguero activista Alexei Navalny está detenido.

20 de enero, 2012: La banda actúa en la Plaza Roja de Moscú ocupando el espacio público para conseguir cambios políticos. Los miembros del grupo lo compararon con la ocupación de Tahrir Square en una entrevista con St. Petersburg Times. La policía se llevó a la banda bajo custodia, pero luego fueron puestos en libertad después de pagar una multa.

21 de febrero, 2012: Cuatro miembros de la banda tocaron en una protesta que se llevó a cabo en la Catedral de Cristo salvador de Moscú. El concierto duró solo 5 minutos antes de ser interrumpido. Pero la banda aún tuvo tiempo de tocar las canciones “Holy Shit” y “Madonna, Drive Putin Away”. Luego dijeron que la actuación pretendía señalar “la estrecha relación entre la iglesia y el estado”, según Gothamist.

Marzo 2012: Justo antes de las elecciones presidenciales del 4 de marzo los miembros de Pussy Riot, Alyokhina y Tolokonnikova son arrestadas. El 15 de marzo  otra miembro de la banda, Yekaterina Samutsevich es arrestada y las tres son puestas bajo vigilancia por video las 24 horas y acusadas de “vandalismo”. En el sistema legal ruso, vandalismo criminal quiere decir “una violación grave del orden público, que muestra una falta de respeto para la sociedad”, según Buzzfeed.

5 de abril, 2012: Amnistía Internacional anuncia el apoyo a la banda y hace un llamamiento para su liberación.

30 de julio, 2012: El juicio empieza y trae a colación serias cuestiones acerca de la responsabilidad del sistema judicial ruso. Los testigos de la defensa no tienen permitido entrar en el juicio, la fiscalía llamó a testigos que sólo habían visto el incidente en televisión y la defensa pidió seis veces en cinco días que la juez Marina Syrova (la cual nunca había presidió un juicio por delito anteriormente) fuese destituida de este caso según ARTINFO Russia.

 

2 de agosto, 2012: Mientras que se encontraba en los Juegos Olímpicos de Londres Putin dijo a la prensa británica que no hubo “nada bueno” en la actuación, “pero las tres mujeres no deben ser condenadas muy severamente”.

7-8 de agosto, 2012: La fiscalía pide una sentencia de tres años de prisión. Al día siguiente, los miembros de la banda realizan sus declaraciones finales. Yekaterina Samutsevich argumenta que Pussy Riot llegó a la cima: “Si nos comparamos con la máquina judicial no somos nadie, y hemos perdido. Por otro lado, hemos ganado. El mundo entero ha visto que el caso criminal contra nosotras ha sido fabricado”.  

17 de agosto, 2012: Después del circense juicio, un veredicto de dos años de prisión en un campamento para prisioneros es anunciado a los miembros de la banda. El ex-campeón de ajedrez Garry Kasparov y docenas de gente protestando son arrestados afuera del tribunal, a la vez que manifestantes se reúnen fuera de las Embajadas Rusas de Londres y de Nueva York protestando por la sentencia. Las tres mujeres planean apelar el veredicto en el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos, de acuerdo con AFP.